domingo, 12 de octubre de 2008

LucasArts lanza Fracture, un juego de acción en el que se podrá modificar el terreno

En ocasiones, las más pequeñas variaciones pueden convertir un juego del montón en una experiencia completamente nueva. Es lo que ha intentado conseguir LucasArts con Fracture, un título de disparos en tercera persona en el que podremos crear trincheras o cavar agujeros donde cobijarnos del fuego enemigo.

LucasArts, la división dedicada al ocio electrónico de la compañía de George Lucas, ha lanzado en España un videojuego basado en su nueva licencia: Fracture. Se trata de un título de disparos en tercera persona que no llamaría demasiado la atención si no fuera porque incorpora una más que llamativa novedad: la deformación del terreno. Disponible para Xbox 360 y Playstation 3, Fracture presenta un espectacular motor gráfico que permite al jugador crear trincheras o cavar agujeros a su antojo.

El argumento de Fracture traslada al usuario a un futuro no demasiado lejano en el que la tierra firme está sufriendo constantes modificaciones, por lo que hay escasez de terreno habitable, a consecuencia del cambio climático. Las creencias ideológicas de los Estados Unidos les han hecho dividirse en dos facciones que están sumidas en una cruenta guerra civil entre la Alianza Atlántica y la República del Pacífico. Los primeros cuentan con un arma muy poderosa: el Terraformador; y los segundos apuestan por la modificación genética para vencer.

En este videojuego de disparos en tercera persona, el jugador tiene que asumir el papel de Jet Brody, un soldado atlántico que lleva en todo momento el Terraformador, un fusil que permite subir y bajar el terreno para crear trincheras, destruir edificaciones o resolver puzzles sencillos como despejar u camino para que un rayo láser pueda llegar a su destino. Además, puede portar otras dos armas al mismo tiempo, desde las más convencionales (metralletas, fusiles, escopetas...) a otras muy originales que sirven para interactuar con el terreno hasta un total de 12. El grupo lo cierran cuatro tipos de granadas.

El signo distintivo de Fracture es la interacción con el terreno. El motor gráfico creado por Day 1 Studios para el videojuego tiene la peculiaridad de que casi cualquier superficie que pisamos se puede deformar con el Terraformador y de un solo disparo. Esto añade al videojuego un componente estratégico muy interesante a la hora de combatir, no buscando cobertura sino creándola. Los enemigos, criaturas modificadas genéticamente, no son demasiado inteligentes pero son muy numerosos y disparan de forma frenética, lo que hace que los tiroteos sean muy intensos.

Si el apartado gráfico es muy llamativo gracias a la mencionada deformación de terreno, la física de los objetos o los abundantes efectos especiales, otros aspectos técnicos acompañan al conjunto. El sonido es uno de sus grandes aciertos, empezando por la banda sonora. Por momentos la imponente partitura recuerda a grandes superproducciones hollywoodienses como La guerra de las galaxias. Los efectos sonoros son muy variados y contundentes y, por su parte, el doblaje al castellano pone la guinda sonora.

La campaña en solitario cumple con creces pero, lamentablemente, Fracture no cuenta con más modos de juego en solitario o multijugador en una sola consola que alarguen su vida. Para solucionarlo, LucasArts ha creado un modo de batalla online para hasta 12 participantes, cuya gracia radica, claro, en la modificación del terreno. Hay modos de juego habituales como los clásicos "deathmatch" o "captura la bandera" y otros más originales pensados por y para el uso del Terraformador y las armas de interacción con la tierra.

Fracture está disponible desde hoy para Xbox 360 y Playstation 3 a un precio de 69,95 euros y recomendado para mayores de 16 años, desarrollado por LucasArts y distribuido en nuestro país por Activision

No hay comentarios: