lunes, 22 de septiembre de 2008

MediaDefender secretamente vende porno a los usuarios de P2P

La compañía que ejecuta las preocupantes prácticas de organizaciones como la Asociación de Discográficas (RIAA) en su lucha contra la piratería en las redes de intercambio de archivos (ataques DOS, spyware, falsos archivos…), utiliza los P2P para captar afiliados a sitios pornográficos de pago, según desvelan los correos internos de la compañía filtrados en BiTTorrent.

Desde TorrentFreak dicen que estos trabajitos tienen sentido si tienes conocimientos y el equipo para spammear las redes P2P, con archivos que redireccionen a determinados sitios. De esta forma, MediaDefender utilizaba Limewire para enviar miles de archivos relacionados con la pornografía para convertir a los usuarios de estas redes en abonados de pago.

Es decir que no solo se espiaba a los usuarios y se infectaba las redes P2P, sino que se aprovechaba estas tácticas para hacer un gran negocio. Incluso tienen su propio sitio pornográfico enterallsites.com.

Estas actividades no han sido mencionadas nunca en los informes financieros de la compañía y desde TorrentFreak se preguntan si sus accionistas y las empresas que los contratan son conscientes de estos trabajos.

A pesar de que tras el filtrado de los correos internos, se ha parado de utilizar las redes de intercambio para spammear a los usuarios (en un intento de evitar la mala prensa), enterallsites.com y otros sitios para adultos de la compañía siguen activos.

vINQulos
TorrentFreak

1 comentario:

Eigiem dijo...

MediaDefender es una compañía norteamericana que utilizaba la industria discográfica y cinematográfica para evitar la difusión de sus obras a través de las redes P2P. Hace un año saltó a la fama tras filtrarse miles de correos electrónicos de la compañía, en los cuales se podían leer las tácticas de dudosa legalidad utilizadas (hecho por el cual The Pirate Bay interpuso una denuncia).

Ahora TorrentFreak vuelve a destapar otra polémica táctica: MediaDefender aprovechaba su posición y herramientas para inundar las redes P2P de spam pornográfico, redirigiendo tráfico a diferentes páginas web para adultos que le reportaban pingües beneficios. Por suerte hoy día la empresa está rozando la bancarrota, pero otras compañías han ocupado su puesto de saboteadoras de las redes P2P.